Colegio Rayen Mapu comprometido con la educación, cultura y tradiciones

CURICÓ.- Cada año cobra mayor importancia la celebración del año nuevo mapuche, o también conocido como el We tripantu, que no es simplemente una fiesta más, sino que tiene un tremendo simbolismo filosófico y religioso para toda la etnia.

Los ritos y ceremonias que por tradición se practican durante la noche del 23 de Junio, donde se espera la llegada del “Nuevo sol que regresa” por el Oeste. Este ritual ceremonioso de machis y lonkos, invoca a los antepasados. Sin embargo para la comunidad del Sector de Tutuquen Bajo, especialmente para el colegio multicultural Rayen Mapu, esta fiesta no es indiferente, por tratarse del único establecimiento en la comuna con estas características, que busca la preservación de las tradiciones y costumbres de nuestros antepasados, para ello cuenta con el apoyo del profesor mapuche Victor Carilaf Millaqueo, quien ha logrado notorios avances con los estudiantes.

Recientemente la comunidad del colegio Rayen Mapu, se reunió para celebrar el we tripantu  con masiva participación.  En este sentido, Ángela Campos, directora del plantel educacional, manifestó que la celebración del año nuevo mapuche es una instancia donde todos quienes valoran la cultura  pueden revivir las creencias de un pueblo que aportó mucho, por ello que especialmente los niños están involucrados con el proyecto del colegio, el que viene a revivir una hermosa tradición, “esta nueva versión del We tripantu fue totalmente diferente ya que nos acompañaron autoridades mapuches que vinieron a dar la bendición al colegio, a los alumnos y apoderados. Llegó mucha gente que les interesa el tema de la cultura, además les pareció muy interesante el compartir en familia, donde se tomó mate alrededor de un brasero y se disfrutó de una muestra de comida mapuche”.  Añadió la directora, que la celebración desarrollada fue muy significativa, por el contexto espiritual, diferente a otros años, ya que el principal foco de la celebración estuvo puesta en  los niños, quienes son los que participan y dan vida a la actividad, comentó.

Para la comunidad del sector, la existencia de este colegio, se ha convertido en una gran oportunidad de reencuentro y celebración, pero más importante aún, es  que cuentan con un establecimiento que tiene muchas bondades en el plano educacional, con excelentes resultados, es por ello que Ángela Campos manifestó que, “somos el primer colegio intercultural de Curicó, con una riqueza enorme en cultura y de valores, además contamos con pocos niños por sala, en consecuencia son muchos los privilegios, que no se tiene en la ciudad, la comunidad, los apoderados son muy comprometidos, los niños son tranquilos que optan por enriquecerse con nuestra historia, por lo que la convivencia al interior del establecimiento es muy buena”, concluyó, la directora del Colegio Multicultural, Rayen Mapu.

En tanto la comunidad del establecimiento ya se encuentra preparándose para la participar en la nueva versión de la fiesta de la primavera, con el objetivo de mostrar y promover el rescate de la cultura y las tradiciones de Chile.



Comments are closed.