Venezolanos que asistieron al “Arepazo”: “Me sentí en mi país”

Integración. Como un éxito rotundo fue calificado por público y autoridades este encuentro gastronómico, un abrazo al pueblo venezolano residente.

 

CURICÓ. Como un gran éxito fue calificado el “Arepazo” realizado este fin de semana en la Alameda de la ciudad. En el encuentro, organizado por la Municipalidad a través de la Omdel y la Corporación Cultural, doce emprendedores venidos de Venezuela presentaron una variedad de preparaciones de la ya popular arepa, alimento típico de ese país.

La actividad sienta las bases para futuros encuentros de esta naturaleza donde puedan participar inmigrantes que viven en Curicó.

 

“UN MOMENTO CHÉVERE”

 

Muy contenta se manifestó Wendy Rodríguez, venezolana residente que asistió como público al “Arepazo”.

“Me sentí en mi país… Escuchar nuestra música y disfrutar de nuestra gastronomía en los puestos fue muy agradable. Realmente se sentía alegría en el ambiente. Es gratificante ver la receptividad del pueblo chileno quienes no solo nos han brindado su apoyo dándonos nuevas oportunidades de vida, sino que ahora con el ‘Arepazo’, permitiéndonos a nosotros los venezolanos pasar un momento chévere acá en Chile”, afirmó.

 

“NO ME EQUIVOQUÉ DE CIUDAD”

 

Simón Antonetti lleva más de tres años instalado en la esquina de Peña y Villota con su local “Qué Chévere Con Sabor a Venezuela”.

Este venezolano participó en la actividad del fin de semana con un stand ofreciendo, además de arepas, otros productos gastronómicos de su país.

En primer término Simón agradeció al alcalde Javier Muñoz y a Iván Rojas, encargado de la Omdel, por todo el apoyo prestado para su participación en el “Arepazo”.

“De verdad expresar mis agradecimientos por la gran acogida y trato estupendo y excelente que se tuvo de parte de las autoridades en los previos y durante el evento, el que superó con creces todas las expectativas que esperábamos no solo del grupo de venezolanos, sino de los curicanos… una fiesta de curicanos para nosotros (…) Gracias, Curicó… no me equivoqué de ciudad”, señaló Antonetti.

 

IDENTIDAD E INCLUSIÓN

 

Muy contento por la gran cantidad de público presente y el ambiente de fraternidad que se creó en el encuentro, se manifestó el alcalde Javier Muñoz.

“El ‘Arepazo’ buscó la hermandad entre las dos naciones. Los venezolanos han llegado masivamente a Chile, particularmente a la comuna y provincia de Curicó y además, debemos considerar que la gastronomía es muy reconocida, especialmente las arepas, reconocidas en gran parte del mundo”, indicó la autoridad.

“Ésta es una forma de generar identidad e inclusión, una oportunidad para nosotros de integrar de mejor manera a la comunidad venezolana”, señaló el alcalde Muñoz, agregando que esto es el primer paso para futuras ferias gastronómicas, donde otros inmigrantes residentes puedan también mostrar su gastronomía.

 

 

 



Comments are closed.